New skateboards and smell-proof bags now in stock. Shop Now and save!

×

The CULTA Blog

Cannabis y Quimioterapia: Lo que necesita saber

doctor holding cell phone

Durante siglos, se ha utilizado el cannabis como remedio herbal. Es una de las 50  hierbas esenciales en la medicina China y se utilizaba en las Antiguas Grecia y Roma  como tratamiento para todo desde la hemorragia nasal hasta la lombriz solitaria. Hoy  día, se utiliza el cannabis para tratar varios trastornos y condiciones diferentes,  inclusive la enfermedad de Alzheimer, la artritis, la pérdida del apetito, los trastornos  alimenticios, la epilepsia, y el cáncer.  

Cuando se utiliza como tratamiento contra el cáncer, el cannabis medicinal se usa  principalmente para tratar los efectos secundarios comunes de la quimioterapia,  inclusive las náuseas, los vómitos, la perdida del apetito, y el dolor neuropático. En una  encuesta, uno de cada ocho pacientes con cáncer identificó tener al menos un síntoma  relacionado por el cual utilizaba el cannabis. Si le interesa saber como el cannabis  medicinal puede ayudarlo a usted o a un ser querido durante la quimioterapia, aquí  encontrará lo que necesita saber. 

Siempre consulte con su médico

A menos que viva en uno de los pocos estados en donde el cannabis aún no está aprobado para el uso medicinal, su médico quizás esté más abierto de lo que usted  cree a incorporar el cannabis en su plan de tratamiento. Y no importa en qué lugar viva,  es importante hablar de sus planes de antemano con su médico. 

Al consumir los canabinoides en forma oral, estos pueden interactuar con otros  medicamentos que son procesados por el hígado. Esta interacción puede causar que  los niveles de las otras drogas aumenten, disminuyan o aumenten y luego disminuyan.  Debido a esta interacción, los pacientes que utilizan el cannabis en conjunto con la  quimioterapia corren el riesgo de combinar diferentes químicos en su sangre – resultando en una combinación potencialmente peligrosa.  

Entonces, ¿para qué se puede utilizar el cannabis? 

Según un médico quien ha tratado a casi 400 pacientes con cáncer con el cannabis, la  buena noticia es que se pueden evitar estas interacciones al cambiar la manera en  suministrar el cannabis. Las interacciones potencialmente peligrosas por lo general  ocurren con pastillas, comestibles y tinturas, pero pueden evitarse si el cannabis se  administra por medio de inhalación, parches tópicos y cremas, o en supositorios intra rectales o intra-vaginales.  

De todos los métodos, se recomienda la inhalación. “Cuando se inhala el cannabis, el 100% de la medicina se absorbe entre tres a cinco minutos. Debido a esto, los  pacientes sacan mayor beneficio con la inhalación.  

La inhalación es aún más seguro cuando los pacientes utilizan la forma de  canabinoides acida (no activada), que no parece metabolizarse de la misma manera.  Se recomienda la vaporización en lugar de fumar, y para prevenir la activación, se  recomienda la vaporización de las flores del cannabis a una temperatura de 131ºF o  inferior.  

Repetimos, deberá consultar los detalles con su médico (el método de consumo, el tipo  de cannabis, la frecuencia de uso, etc.) – no podemos dejar de enfatizar la importancia de mantener una conversación honesta y abierta con su equipo médico.

Puede ayudar en estados de náuseas y vómitos

A pesar de que los vómitos producidos por la quimio en la mayoría de los pacientes  están bien controlados con los medicamentos convencionales disponibles, las náuseas  siguen siendo un desafío. A menudo se reporta que las náuseas son un síntoma de la  quimio más angustiante que los vómitos, ya que es una sensación permanente, y hasta  el 20% de los pacientes con cáncer suspenden su tratamiento debido a las náuseas  constantes.  

Afortunadamente, tanto las investigaciones clínicas en los seres humanos como las  preclínicas sugieren que los compuestos de canabinoide representan un tratamiento  prometedor para las náuseas. Otro estudio concluye que los canabinoides resultaron  ser un tratamiento más efectivo contra los vómitos que otros siete medicamentos. 

Además, descubrieron que la mayoría de los pacientes preferían los canabinoides, y  algunos de sus efectos colaterales (euforia, sedación) resultaron ser potencialmente  beneficiosos en los pacientes de quimioterapia.  

“Los ataques de hambre” son reales 

Tanto la quimioterapia como el mismo cáncer pueden causar perdida del apetito.  Según Ginger Hultin, especialista en nutrición y vocera de la Academia de Nutrición y  Dietética, afortunadamente, la capacidad del cannabis para aumentar el apetito está muy bien documentado. El THC estimula una parte compleja del cerebro que regula el  comportamiento alimenticio y el equilibrio de energía. Por lo tanto, “tener un ataque de  hambre” es un efecto colateral del cannabis muy real, respaldado por la ciencia.  

Durante un estudio de prueba de los efectos del cannabis sobre el apetito en hombres  HIV positivo, la administración del cannabis se vinculó con un aumento importante en  las hormonas que controlan el apetito. Otro estudio indicó que el THC puede aumentar  el apetito en pacientes con cáncer avanzado y mejorar su sentido del gusto. Durante el  estudio, el 73% de pacientes con cáncer que consumió pastillas de THC a diario  durante 18 días reportó una mayor apreciación por la comida, mientras que el 64%  reportó un aumento del apetito.  

Aunque se necesiten realizar más estudios sobre el vinculo entre el THC y el apetito en  los pacientes con cáncer, los resultados del estudio del 2011 son prometedores.  

Los beneficios no son solo físicos 

La quimio es agotadora y no sólo físicamente. Más allá del impacto sobre la salud  mental, un efecto colateral menos conocido de la quimioterapia es sentirse agotado y  despierto a la vez. Durante los tratamientos de quimio, no es raro que los médicos les  den un esteroide a sus pacientes para ayudarlos con los efectos colaterales. Sin  embargo, algunos pacientes se quejan de que el esteroide los mantiene despiertos por  hasta 72 horas. Consumir cannabis con niveles más elevados de THC puede contribuir a tratar el insomnio, ayudando a los pacientes a dormir y despertarse sintiéndose bien descansados – incluso en los días de sus quimios.  

Existen medicamentos con canabinoides para la quimio  

Cuando se trata del cannabis y el cáncer, en realidad existen dos medicamentos  recetados, libres de químicos, que se basan en los compuestos de cannabis aprobados para el uso medicinal en los Estados Unidos. 

Aquí tiene información adicional sobre ellos: 

  • Dronabinol (Marinol®) es una capsula de gelatina que contiene THC. Está  aprobada por la Food and Drug Administration, o FDA (Administración de  Alimentos y Medicamentos) para el tratamiento de náuseas y la pérdida de peso  debido a la quimioterapia. También se utiliza para el tratamiento de poco apetito  y pérdida de peso en pacientes con SIDA. 
  • Nabilone (Cesamet®) es un canabinoide sintético semejante al THC en la  manera de actuar. Se ingiere por boca para tratar las náuseas y los vómitos  causados por la quimio, generalmente cuando no dan resultado los otros  medicamentos. 

En los Estados Unidos, aún se está estudiando el Nabixomols, otro medicamento  canabinoide. Es un espray de boca que está compuesto por un extracto de la planta  entera con una mezcla de partes casi iguales de THC y CBD. Actualmente, sólo está disponible en Canadá y en partes de Europa para el tratamiento de dolores por el  cáncer y los espasmos musculares causados por la esclerosis múltiple. Aunque no esté  aprobado actualmente en los Estados Unidos, se está probando en los ensayos  clínicos.  

Cuestiones para tener en cuenta antes de probar el cannabis medicinal 

Si usted o un ser querido está atravesando la quimioterapia y tiene curiosidad acerca  del cannabis medicinal para el tratamiento de las náuseas, los vómitos, los dolores  musculares o la pérdida del apetito, aquí encontrará algunos asuntos que considerar: 

  • Siempre dígale a su médico toda vitamina, suplemento, hierba o medicamento  sin receta que esté consumiendo o quiera tomar, incluso el cannabis medicinal.  El cannabis medicinal no está cubierto por su seguro medico, Medicare o  Medicaid. 
  • THC and CBD se encuentran en varios niveles de diferentes cepas del cannabis.  Su budtender podrá ayudarlo en encontrar las cepas con más o menos  contenido de THC/CBD, dependiendo de sus necesidades. 
  • Si usted vive en un estado en donde el cannabis para uso recreativo es legal,  busque un dispensario que especialice en cannabis medicinal.  
  • Si usted trabaja para el gobierno Federal o para un empleador que lleva a cabo  exámenes de drogas en forma regular, usted podrá enfrentarse con una acción  disciplinaria por el uso del cannabis. Siempre lea el Manual de su Empleador  para obtener más información sobre los exámenes de drogas.  

Por ultimo, asegúrese de comprar productos de cannabis de fuente confiable. CULTA  se enorgullece inmensamente en la calidad y la efectividad de sus productos, y no  vendemos productos que no utilizaríamos nosotros mismos. Trabajamos con pacientes  de todo tipo, incluso con pacientes con cáncer y aquellos atravesando la quimio. Para 

más información, por favor llámenos o visítenos en nuestra tienda sobre el río en el  Inner Harbor de Baltimore.